Category Archives: Español

Libellus de condena de los errores

 Christ the King

Libellus de condena de los errores contenidos en , presupuestos o subyacentes del documento ‘ Amoris Laetitia ‘

Conscientes de la enseñanza de Nuestro Altísimo Señor, Jesucristo, que nuestro “Sí”, sea un “sí” y nuestro “No”, un “no”, y del mismo modo, conscientes de la enseñanza de su Vicario en la tierra, el Papa Pío VI, en buena memoria, quien enseñó:

Cuando se hace necesario exponer algunas declaraciones, que disimulan cierto error o daño sospechado, bajo el velo de la ambigüedad, uno debe denunciar el significado perverso bajo el cual el error que se opone a la Verdad Católica es camuflado.

Nosotros, los miembros de Veri Catholici, deseamos expresar nuestra lealtad a la Fe que hemos recibido de los labios de Cristo, a través de la predicación de los Apóstoles, y como dicta la Iglesia Católica y fortalecida por el infalible Magisterio de la Iglesia, al condenar la llamada Exhortación Apostólica “Amoris Laetitita”, como un trabajo de engaño y falsedad, error y herejía, y que entre los errores nosotros condenamos los siguientes:

Contra el Modernismo

Condenamos junto a Santo Pio X, a noción de que los dogmas de fe evolucionan o de que la Iglesia llega a un entendimiento más claro de la verdad, mediante el esfuerzo de los hombres, que luchan para acomodar las enseñanzas de Cristo y de los Apóstoles, a los deseos, costumbres, modales o cultura de la época en la que viven.

Contra el Falso Pastoralismo

Condenamos la noción de que la verdad de la Fe Católica respecto al Matrimonio puede ser correctamente enseñada y aplicada pastoralmente, mediante la omisión de la palabra adulterio, palabra que está completamente AUSENTE en el documento, como indica la Dra. Anna M. Silva.

Condenamos la noción de que la moral Católica, la ley moral o los preceptos morales del Antiguo y Nuevo Testamento, sean sólo un ideal al cual aspirar, y no sean considerados obligaciones que deben ser cumplidas como la exigencia mínima de la vida Cristiana, ya que Nuestro Señor y Salvado nos ordenó: “Si me Aman, guarden Mis mandatos”, y no dijo: “Si me Amas, presta atención a Mis Consejos”.

Condenamos la noción de que ya no se puede decir categóricamente, que los pecadores públicos, están en estado de pecado mortal, o que son pecadores, o referirse al estilo de vida pecaminoso de vida que tienen, o que son adictos al pecado.

Condenamos el uso de un lenguaje difuso para ocultar, o para lograr que uno olvide las verdades inmutables de la Fe, como fueron enseñadas por Cristo y Sus Apóstoles, y entregadas desde tiempos inmemorables a la Iglesia.

Condenamos el uso de las afirmaciones de la Verdad Católica, para confundir a los fieles, en esas partes del documento, que están plagadas de errores, blasfemia y herejía.

Condenamos como falsa ética pastoral, que el Clero no predique ni enseñe a todos los fieles o a cualquier creyente, que el adulterio es moralmente pecaminoso.

Condenamos como una falsa ética pastoral, que el Clero permanezca en silencio o que no desapruebe públicamente y como es costumbre, el adulterio o el divorcio.

Condenamos como cruel y despiadada, la noción de que es moralmente lícito satisfacer a los pecadores públicos habituales, con la integración a la vida de la parroquia, cuando se han rehusado a arrepentirse y dejar su vida pública de pecado, y que por ello no se los debe incomodar habitualmente, siempre y cuando permanezcan en ese estado, con la práctica atemporal Apostólica de negarles el Sacramento y la sociedad humana.

Condenamos como falsa y perjudicial a la buena moral y correcta formación de conciencia, la noción de que los pecadores mortales habituales, no deberían sentirse excomulgados, cuando ellos han rechazado constantemente el arrepentirse.

Condenamos la hipocresía del pastor que escribe: “Naturalmente, si alguien hace alarde de un pecado real, como si fuera parte del ideal Cristiano, o quiere imponer algo distinto de lo que enseña la Iglesia, el o ella, no pueden pretender enseñar o predicar a los demás”; mientras que luego elabora un documento que exonera a los pecadores y culpa a los pastores de almas, que aplican la disciplina apostólica y tradicional de la Iglesia sobre ellos.

Condenamos como falsa la práctica ética pastoral, sobre la preferencia de la disciplina sacramental, que causa confusión en uno sobre lo que es claro y lo que es blanco y negro.

Condenamos como tramposa la promulgación de una Exhortación, que explícitamente afirma, que no se debe imponer nuevas reglas con órdenes desde la Sede Apostólica, a las Conferencias Episcopales sobre los informes de cómo será implementado el documento.

Condenamos como fraudulenta y errónea la práctica pastoral, que propone todas las consideraciones para la auto-reflexión de los pecadores públicos habituales, pero excluye aquellas respecto a la necesidad absoluta de cumplir los preceptos divinos y morales como una condición para la salvación eterna y el peligro inmediato de la eterna condenación como consecuencia de su rechazo y no conformidad con las mismas.

En Contra de la Falsa Moral

Condenamos junto al concilio de Trento, la noción de que lo que Dios a ordenando es muy difícil de cumplir, o de que El no ha dado, no da o no dará la suficiente gracia para cumplir con cada uno de Sus preceptos.

Condenamos la idea de que la catequesis, que merece el nombre de ‘correcta y Católica’, pueda ser impartida de una manera en la que no se menciona la necesidad absoluta de observar y cumplir los mandamientos de Dios, como un requisito previo para el regalo de la eterna salvación.

Condenamos la afirmación falsa y herética que indica: “ya no puede ser dicho que todos aquellos en situaciones ‘irregulares’, estén viviendo en un estado de pecado mortal o que estén privados de la gracia santificante”, ya que verdad de fe, que el pecado mortal priva al alma de la gracia santificante, como el Apóstol San Juan enseña.

Condenamos como falsa la afirmación de que a pesar de “que un sujeto  a pesar de saber  a cabalidad la regla, pero aún así tiene gran dificultad en entender su valor intrínseco”, se le pueda por lo tanto, permitir transgredir la regla, o se le permita o aconseje hacerlo.

Condenamos como falsa la idea de que uno puede evitar todo el pecado al no tomar una decisión, cuando la práctica real moral no está en conformidad con los estándares objetivos de la ley divina, moral o natural, ya que deliberadamente un pecado de omisión en observancia de estas leyes sobre asuntos graves es mortal.

Condenamos como engaño y trampa el uso de la cita del Doctor Angélico, cuando se habla de aquellos con gracia habitual, a los que están en estado de pecado mortal.

Condenamos la falsa y blasfema noción de que Dios Mismo pueda inspirar a un alma para tomar un paso hacia estar mejor dispuesto al arrepentimiento y bajo esa premisa, los absuelva de la obligación moral de la misma en ese momento de arrepentimiento, o tomando en cuenta que una obra muerta tiene un mérito de justificación.

Condenamos como un engaño la cita del Doctor Angélico sobre la dificultad de entender la aplicación de los principios morales en casos específicos, como si se hiciera referencia a la falla de los principios mismos o su no aplicabilidad en esos casos.

Condenamos la idea de que la ley natural, marcada por Dios en todas las cosas, no es un conjunto a priori de las obligaciones morales universalmente vinculantes a todos los seres humanos.

Condenamos la falsa y blasfema afirmación de que el proceso de una mejor disposición personal a la gracia y conversión es un proceso de santificación, como si tal error reviviera el error de los Fariseos, que consideraban los trabajos de la Ley como meritorios o efectivos por si mismos de la gracia de la justificación o santificación.

Condenamos como engañosa, la contradicción de términos y de herética la noción de que el alma en estado de pecado mortal, pueda crecer en gracia, por cualquier medio, mientras permanece en ese estado.

Nosotros condenamos como falsa y herética la afirmación de que el término “pecado mortal”, ya no sea usado al referirse a pecadores públicos que violan un importante precepto de Dios, revelado por Dios.

Condenamos como falsa la cita de los escritos de Juan Pablo II, con el propósito de refutar su condenación de la ley de la gradualidad sobre la moral.

Condenamos como falsa la noción de que las obligaciones de una conciencia subjetiva falsa, tienen prioridad sobre las obligaciones objetivas de la moral o la ley sacramental.

En Contra de los Errores que se Oponen a la Eclesiología Católica

Condenamos la idea de que uno puede compartir espiritualidad en la vida de la Iglesia, pero de manera incompleta, ya que todas las cosas espirituales son simples e imposibles de dividir.

De igual manera, condenamos, la noción de que aquellos que están en pecado mortal, comparten la vida espiritual de la Iglesia.

Condenamos el pensamiento de que aquellos en pecado mortal tienen una manera de  participar en la vida de la Iglesia, que es apropiada para aquellos que permanecen en pecado mortal, en vez de arrepentirse de su pecado y retornar a la vida de gracia y los Sacramentos.

Nosotros Condenamos como falsa y herética la idea que aquellos en pecado mortal habitual, público o privado, deban ser integrados a la vida de la Iglesia de alguna forma que no sea mediante el arrepentimiento y la Confesión.

Condenamos como blasfema y herética la noción de que la Novia Inmaculada de Cristo, la Santa Madre Iglesia, deba ensuciarse a Si Misma con los pecados de Sus hijos, o Acomodarse, o cambiar Sus hábitos de practicar la caridad pastoral con los de los valores mundanos y corruptos, y los hábitos del mundo.

Condenamos como falsa y errónea, la noción de que en el ministerio pastoral, la caridad deba ser predicada ANTES que la fe y el arrepentimiento, ya que para el hombre de pecado, es sólo el sano temor de Dios que hará que el amor a Dios surja.

Contra la Promoción de los Abusos a los Sacramentos

 Condenamos la idea que bajo cualquier pretexto o circunstancia, o conciencia, un individuo puede eximirse o ser exento por su confesor, de las obligaciones de recibir los Sacramentos con fe y arrepentimiento, o en estado de pecado público.

Condenamos la noción de que es lícito moralmente, y no meritorio de eterna y perpetua condenación, que un individuo reciba el Sacramento en estado de pecado mortal, o que un Confesor permita al pecador el recibir los Sacramentos en tal estado.

Nosotros condenamos la idea de que un individuo que ha admitido haber cometido un acto, que es gravemente inmoral in se, y que no se arrepiente, se le puede permitir bajo cualquier pretexto, por alguien que sepa de esto en el fuero externo, a partir de la recepción de una Sacramento.

Condenamos la noción de que un pecador mortal regular, puede por su mal hábito de pecado, llegar a ser inocente de sus actos individuales de pecado y de que pueda acercarse a los Sacramentos, sin el total arrepentimiento, contrición perfecta y fe Católica, o ser admitido lícitamente de hacerlo por cualquier autoridad en la Tierra.

Condenamos de blasfema y herética la afirmación de que la Confesión es o puede ser una “cámara de tortura”, debido a que tal afirmación no es apropiada de la boca de un Cristiano, pero de la boca de un demonio.

Condenamos la afirmación de que la perenne recepción de disciplina sacramental, de negar el acceso a los sacramentos, a los pecadores habituales o pecadores públicos es cruel haciendo caso a la sensibilidad moderna, o en la necesidad en una reformulación.

Condenamos como blasfemo, herético y depravado el juicio que afirma que aquellos que se adscriben a la disciplina sacramental tradicional son Fariseos y rigoristas.

Condenamos cualquier insinuación o esfuerzo “para superar” las actuales “formas de exclusión” que han sido parte de la disciplina sacramental tradicional en la Iglesia desde tiempos inmemorables.

Contra los Errores que se Oponen a la Fe Católica sobre los Tiempos Finales

 Nosotros condenamos la noción de que “nadie puede ser condenado para siempre”, o de que la afirmación de la eterna o perpetua condenación de individuos en general, es contraria a la “lógica del Evangelio”, porque el Mismo Señor Jesucristo , en cumplimiento con la voluntad de Su Padre Eterno, denunció a los Fariseos de la Ley Antigua, diciendo enfáticamente: “Ustedes morirán en sus pecados”, y predijo que Él le diría a los malvados en el Último Juicio: “Apartaos de mi en el fuego eterno preparado por Satanás y sus ángeles”.

Condenamos la afirmación de que los sagrados ministros de Cristo, en cumplimiento con su tarea Apostólica, no puedan amenazar con la condena eterna a los individuos que cometen, persisten, aprueban o condonan actos morales de cualquier tipo, que sean formalmente contrarios a la ley de Dios, de acuerdo al género, especie, intención o circunstancia.

Condenamos que la idea de que los sagrados ministros de Cristo y todos los fieles, en fidelidad con su Bautismo, no puedan o no deban condenar tales actos morales, como meritorios de la condena perdurable y eterna en los fuegos del Infierno, o que al hacerlo transgreden la obligación de la caridad divina.

Condenamos la afirmación herética o aseveración de que no hay o pueden non haber almas condenadas en el Infierno, o que la salvación de todos o de alguien en particular se pueda presumir a priori.

Condenamos la aseveración herética de que, el Infierno no es un espacio físico, en vista de que Cristo mismo afirmó que en el Gehena, las almas y cuerpos serán castigados con sufrimientos espirituales y físicos.

Condenamos la afirmación herética de que luego de la muerte el alma humana deja de existir.

Nosotros condenamos la noción de que en la muerte, no hay un juicio particular del individuo.

Condenamos la idea de que al morir, un individuo es juzgado sólo de acuerdo a su opinión fundamental a favor o en contra de Dios, y no en particular por el cumplimiento de los preceptos divinos.

Contra los Errores que se Oponen al Sacramento del Matrimonio

 Condenamos junto al concilio de Trento, como falsa o herética la idea de que el estado de virginidad escogido por amor a Dios, y la búsqueda y práctica de la perfección evangélica, no sea en si misma un estado superior al estado del santo Matrimonio, realizado con el debido ritual de la Iglesia.

Condenamos la noción que el matrimonio natural o sacramento del matrimonio es un ideal que requiere esfuerzo y/o no es una institución divina de obligaciones que une a hombres y mujeres que desean formar una familia o unirse como pareja.

Nosotros condenamos el concepto de que la recepción del Sacramento del Matrimonio no es una obligación moral grave para todos los Católicos que desean tener hijos o utilizar el poder de procreación, que Dios les ha dado, y que sea simplemente una opción enriquecedora para su superación personal.

Condenamos la noción que los dos fines del matrimonio, el procreativo y el unitivo son iguales, o que el último no esté subordinado al primero.

Condenamos la idea de que los Católicos que se casan por lo civil y no por la Iglesia, “no están usualmente motivados por el prejuicio o la resistencia a una unión sacramental, pero por la cultura o situaciones contingentes”, como si la preferencia de los valores del mundo no constituyera prejuicio y resistencia hacia la aceptación de la enseñanza de la Iglesia sobre el Sacramento.

Condenamos la noción de que cualquier uso deliberado del poder procreador del cuerpo humano, fuera del matrimonio, es moralmente lícito en cualquier momento para cualquier persona.

Nosotros rechazamos como herética y blasfema la idea de las uniones adúlteras o impuras puedan de alguna manera reflejar el amor de Dios, Quien es infinitamente puro y debe ser adorado en espíritu de verdad.

Nosotros rechazamos como falsa y sacrílega la sugerencia de que en la Escritura, donde Jesús habla a la mujer Samaritana, se sugiera que este diálogo tenía el propósito de santificar la unión adúltera en la cual El la encontró.

Condenamos la idea de que un individuo viviendo en adulterio, tiene mayor obligación moral para mantenerse en su unión adúltera, tomando en cuenta los hijos de esa unión, y no considerando debe terminar esa relación adultera considerando el precepto de Cristo en contra del adulterio.

Condenamos la noción de que la familia o el matrimonio puede constituirse en verdad por cualquier factor que no sea la unión de 1 hombre con 1 mujer.

Condenamos como malicioso y engañoso el uso de citas de los documentos Magisteriales, que hacen referencia al Sacramento del Matrimonio, para la defensa de las uniones adúlteras o ilícitas.

Condenamos la falsa idea de que el individuo puede juzgar como lícito la validez de un matrimonio, sin buscar ayuda de la autoridad eclesial, como si la jurisdicción de un tribunal se debiera a un derecho de juicio propio, adecuado o falsamente formado

Nosotros condenamos como blasfema y herética la noción de que el Evangelio de la Fe y el Arrepentimiento, que predicó Cristo desde su primer día en Su ministerio público, no sea una solución fácil a la dificultad moral en la que habitualmente se encuentran los pecadores públicos.

Contra el Abuso del Oficio Pastoral

Condenamos como una injuria a la disciplina eclesial, y grave falta al oficio pastoral, exhortar al Clero, a no continuar en adhesión fiel a la disciplina sacramental  tradicional, así como llamarlos a acomodarse a la moral corrupta y mentalidad del tiempo presente.

Condenamos como una grave traición, el uso del Oficio Petrino, para alentar, promover o disponer de las almas para que acepten distanciarse de la fidelidad a Cristo, de la fidelidad a los Apóstoles, de la fidelidad a las enseñanzas contenidas en la Sagrada Escritura y /o transmitidas por la Sagrada Tradición, bajo cualquier pretexto de amor, misericordia o compasión.

Nosotros condenamos como una grave traición al ataque a la unidad de la Iglesia, al usar el Oficio Petrino, para alentar a las iglesias locales de distanciarse de la fidelidad a Cristo, la fidelidad a los Apóstoles, de la fidelidad a las a las enseñanzas contenidas en la Sagrada Escritura y /o transmitidas por la Sagrada Tradición, bajo cualquier pretexto de amor, misericordia o compasión.

 

 

Leave a comment

Filed under Español

#ALConf — Regístrese para asistir a la Conferencia transmitida en Internet

The Sala Magna at the Tiempo Business Center, Roma

La Sala Magna del Tiempo Business Center, Roma

Regístrese para asistir a la Conferencia transmitida en Internet

Siga el siguiente enlace: https://attendee.gotowebinar.com/register/3872625463937685507

(El formulario requiere su nombre, apellido y correo electrónico. Usted necesitará una computadora, tablet, smart phone o similar, con parlantes para poder ver, además de una buena conexión de internet: ADSL o DSL).

Para obtener más información sobre la conferencia , véase

#ALConf – Conferencia Internacional para condenar ‘Amoris Laetitia’ 25 de junio de 2016, Roma – Italia

Más información en italiano :

https://vericatholici.wordpress.com/2016/06/09/alconf-luogo-e-programma-per-la-conferenza-per-condannare-amoris-laetitia-25-giugno-a-roma/

Leave a comment

Filed under Español

#ALConf – Conferencia Internacional para condenar ‘Amoris Laetitia’ 25 de junio de 2016, Roma – Italia

Immagine 053

¿Cómo es que pueden ser de la Iglesia Católica, aquellos que han sacudido la fe Apostólica y se han convertido en autores de males recientes? – Sn. Atanasio, Discursos en Contra de los Arrianos, Discurso I, 4.

Una Peregrinación de Gracia y Misericordia

Roma, 2 de mayo de 2016 DC.: Veri Catholici anuncia que llevará a cabo una Conferencia/Manifestación en Roma, el sábado 25 de junio del presente, para condenar los errores en el documento pontificio de Amoris Laetitia, y para demandar en nombre de todo lo que es santo y verdadero en la Religión Católica, para que el documento sea anulado y que sus autores y los que apoyan el mismo, se arrepientan públicamente y reparen el escándalo que han causado.

Veri Catholici, asociación internacional de Católicos, dedicada a resistir los errores promovidos por el Cardenal Kasper, convoca a todos los Católicos del mundo para reunirnos en Roma y condenar el documento Amoris Laetitia y sus muchos errores, y para demandar al Papa y a la Sagrada Jerarquía que el documento sea retirado y sus errores sean formalmente y canónicamente condenados.

Pretendemos que esta conferencia sea una manifestación universal del verdadero Sensus Fidelium del Cuerpo Místico de Cristo. Creemos que es absolutamente necesario tomar esta iniciativa para el bien de la Santa Madre Iglesia y la salvación de las almas.

El #hastag oficial en Twitter para esta conferencia es #ALConf.

El nombre oficial de esta Conferencia es “Una Peregrinación de Gracia y Misericordia”.

NOTA: Esta conferencia, que será GRATUITA para todos los que asistan, costará muchos cientos de dólares, POR LO TANTO, si usted puede ayudarnos, puede realizar una donación utilizando en enlace de PayPal, ubicado en la parte derecha de esta página. Gracias.

Si puede traducir esta notificación a algún lenguaje listado al inicio de esta página, por favor deje sus datos en la sección de comentarios para que podamos proporcionarle información a los Católicos de todas las naciones.

Preguntas más Frecuentes

¿Quiénes son Veri Catholici?

Somos una asociación informal de Católicos en todo el mundo, cuyos miembros actualmente alcanzan los 1350 individuos. Usted se puede convertir en miembro de la asociación al seguir nuestra página, o a través del Facebook. Puede mostrar su membresía al añadir nuestro logo oficial en su blog, página personal o el encabezado en Twitter. No tenemos un presidente u oficiales. Somos realmente una organización de ovejas laicas.

Así que ¿quiénes somos?. Somos unos desconocidos, sí, ¡pero unos desconocidos que han sido adoptados como hijos del Dios verdadero, Padre, Hijo y Espíritu Santo!. Muy agradecidos por ello, permanecemos entusiastas en la defensa de la Fe en la presente crisis.

¿En qué parte de Roma se llevará a cabo la Conferencia?

Anunciaremos el lugar de la Conferencia con dos semanas de anticipación. Si el número de aquellos que pretenden asistir es grande, tendremos que cambiar de lugar para acomodar a todos. Tentativamente la conferencia iniciará a las 9:00 am, pero si un gran número asiste, y estamos obligados a tener el evento al aire libre, esta hora puede cambiar, para evitar estar expuestos bajo el sol de verano de Roma.

¿Qué formato tendrá la Conferencia?

Generalmente las conferencias presentan a gente famosa para dar las charlas, y uno asiste para escuchar y conocer al orador en persona. Están organizadas por distintas razones, pero tienen un motivo temporal o terrenal mezclado en ellas.

La Conferencia para condenar Amoris Laetitia y sus errores no es como una conferencia de este tipo. Cualquier Católico Bautizado que ha identificado un error específico o herejía, o blasfemia, o problema en Amoris Laetitia y que esté presente, podrá hablar* como hijo adoptivo de Dios, y en efecto no hay título más importante en este mundo. La razón para asistir e intervenir de manera oral son la misma, realizar un acto de fe delante del Papa, la Sagrada Jerarquía y delante de todo el mundo, para contrarrestar el escándalo de este documento, y para llamar al Papa y a la Jerarquía a rechazar estos errores, para que lo anulen y que tomen posición contraria al mismo como signo ante todos los Católicos de que aún ellos son Católicos.

Como laicos, es nuestro derecho demandar que nuestros pastores sean fieles, enseñen lo correcto y en tiempos de grave escándalo den un signo de que no son apóstatas, mediante palabras o acciones, y que no se han separado de Jesucristo.

No es una conferencia para condenar a las personas, la sentencia formal canónica de la Iglesia para este documento y los responsables del mismo o aquellos que lo están promoviendo ahora, pertenece a la Sagrada Jerarquía. Como laicos este es nuestra petición, pero no podemos hacer nada más que dar nuestras razones de porque debe rechazarse este documento.

Programa Tentativo durante la Conferencia     

Introducción de la Conferencia por los Organizadores de Veri Catholici.

Lectura de algunas Peticiones Públicas que fueron difundidas durante el Pontificado del Papa Francisco.

Introducción de los Oradores.

Oradores sobre los problemas en Amoris Laetitia.

Lectura de la Resolución sobre la Llamada para Condenar los Errores.

Voto sobre la Resolución para Condenar los Errores.

Lectura del documento final sobre la Resolución para Condenar los Errores.

Voto sobre el documento final sobre la Resolución para Condenar los Errores.

Lectura de la Resolución solicitando al Papa anular el Documento.

Voto sobre la resolución que anula el documento.

Lectura de la Petición al Papa y Seguidores del Documento para arrepentirse y reparar el Escándalo.

Lectura de la Petición a la Sagrada Jerarquía para condenar formalmente los errores, bajo sentencia canónica.

Voto sobre las 2 Peticiones finales.

Conclusiones y Observaciones

 

¿Qué es lo que NO puede hacer durante esta Conferencia?

No podrá haber venta o distribución de objeto alguno en un lugar público en Roma, sin contar con previa autorización de las autoridades civiles. Cualquiera que sea hallado en esta actividad será removido del área de la Conferencia.

No ofreceremos alimentos o bebidas durante la Conferencia. Por lo que si tiene necesidad de ello durante la Conferencia o manifestación pública, traiga consigo lo necesario. Si la Conferencia es al aire libre, traiga lo necesario para la ocasión, ya que los lugares públicos en Roma no cuentan con asientos y habrá que acomodarse en el suelo.

Formato para las Presentaciones de los Oradores

Para lograr que el evento transcurra de manera eficiente, pedimos que todos aquellos que asistirán en persona y que desean hablar, envíen sus ponencias en formato escrito hasta DOS semanas previas al evento.

El envío deberá ser vía correo electrónico, y debe tener el siguiente formato o no será aceptada:

PARA: veri . catholici @ g mail . com (omita los espacios)

ASUNTO:  #ALConf – Intervención AL # (El párrafo del Documento con el error a ser expuesto).

CONTENIDO: 1-15 minutos (tome nota que si hay un gran número de oradores, cada exposición será limitada a 3 minutos, por lo que si su intervención excede los 3 minutos, prepare una versión resumida de la misma)*.

LENGUAJE: Su ponencia podrá ser en CUALQUIER LENGUAJE, PERO sólo será aceptada si la envía con una traducción al Inglés o al Italiano.

Reglas para la Presentación Oral: Su ponencia no podrá contener cualquier calumnia o difamación de cualquier persona, ya que es un crimen en Italia el calumniar a terceros en público. Si su intervención tiene algo de ello, no será seleccionada y no será invitado a exponerla de manera oral. Si durante su exposición oral, usted realiza alguna calumnia a cualquier persona, su ponencia será interrumpida y se le pedirá dejar el podio.

Tome Nota: Durante su ponencia, usted no tendrá que presentarse. Habrá un Moderador que lo hará.

 

Formato sugerido para una intervención oral:

 Inicie citando fielmente el texto oficial del Documento en alguna de sus traducciones oficiales.

  1. Luego, mencione lo que dice, y mencione lo que NO dice.
  2. Indique que es lo que permite que se entienda o signifique, a causa de lo que dice y omite.
  3. Indique lo que está incorrecto.
  4. Mencione la Verdad Católica que debería haber sido mencionada.
  5. Indique las consecuencias del error que afectarán a la Iglesia si no es corregido.
  6. Muestre como es que está en conflicto con la Sagrada Escritura, Sagrada Tradición o el perene Magisterio de la Iglesia, las enseñanzas de los Santos, la ley natural o el sentido común.
  7. Indique si parece ser engañoso o falso, o contiene afirmaciones con errores, y el por qué.
  8. Haga un resumen de lo expuesto.
  9. Concluya con una petición formal a aquellos que asisten para que este error o errores sean condenados.

 

Recuerde: El propósito de este evento es condenar errores, blasfemias, pecados, herejías, deficiencias, engaños y ambigüedades. Es una obra de Misericordia en la que haremos un llamado público a los culpables al arrepentimiento. Los insultos y las calumnias no serán toleradas ya que son contrarias al acto de caridad que pretende esta Conferencia. Así que escriba y venga en este espíritu, para trabajar una gran obra de Misericordia.

Aclaración: Veri Catholici no ofrece ningún pago por las intervenciones orales en esta Conferencia. Si usted viene ha hablar, habla por el amor a Cristo y Su Iglesia. ¡Espere la recompensa en el Cielo!, así como lo hacen todos los que trabajan por la realización de esta Conferencia.

______________

* Si el hay una gran cantidad de fieles presentes, tendremos que limitar el tiempo de cada intervención por razones obvias, para que pueda enfocarse en 1 error específico de su preferencia.

1 Comment

Filed under Español

Invitación a la Conferencia internacional para condenar “Amoris Laetitia”

Sigillum associationis

Veri Catholici, la asociación internacional que se opone a los errores promovidos por el cardenal Kasper, se dirige a todos los católicos del mundo para unirse a nosotros en Roma a fin de condenar el documento ” Amoris Laetitia ” y sus muchos errores y para pedir al Papa y la Sagrada Jerarquía que dicho documento sea retirado y sus muchos errores condenados formal y canónicamente.

Deseamos que esta conferencia sea una manifestación universal del verdadero sensus fidelium del Cuerpo Místico de Cristo. Estimamos de todo punto necesario emprender esta iniciativa por el bien de la Santa Madre Iglesia y por la salvación de las almas.

Si deseáis uniros a esta iniciativa podéis dejar un comentario aquí abajo. En los próximos días facilitaremos otras informaciones como la fecha aproximada y las organizaciones y relatores adherentes.

Se invita a los autores que han examinado el documento ” Amoris Laetitia ” y lo han encontrado deficiente y peligroso para la Fé y la unidad de la Iglesia a participar. Escribidnos a veri.catholici@gmail.com para más información.

Se invita a intervenir en la conferencia a los escritores que, después de un estudio serio, han concluido que el documento ” Amoris Laetitia ” no es ortodoxo y que constituye un peligro para los creyentes y una amenaza a la unidad de la Iglesia. Por favor contactadnos a través de veri.catholici@gmail.com. Gracias.

El hashtag oficial en Twitter para la conferencia es # AL Conf.

Los gastos de esta conferencia serán al menos de un millón de euros. Os rogamos un donativo por vía electrónica usando el botón Pay Pal.

Para más comentarios mirad la versión inglesa de este anuncio. Gracias.

3 Comments

Filed under Español

Carta a nuestros miembros: Vol. 1, N. 1.

Christ the King

« No tenéis otro Maestro que Cristo. »
(Mt 23,10)

Hablando de los que se suelen definir “católicos de cafetería” –los que eligen según sus gustos y la moda del momento en qué creer, aunque se quedan agarrados a su supuesta identidad de “católicos”–, el Dr. Alessandro Gnocchi ha escrito recientemente, en un artículo publicado por La Riscossa Cristiana (la negrita es nuestra):

es evidente que se está combatiendo hoy, entre Cristo y el Anticristo, una guerra de una envergadura sin precedentes, en la que está en juego la supervivencia de la fe católica. Lo repito, estimado Sr. Grezio: estamos combatiendo para mantener la fe católica; todas las batallas sobre los varios temas –incluso el de la moral, que es de fundamental importancia– son el terreno de choque de una guerra mucho más sutil, metafísica, religiosa. Antes que nada está en juego la fe. Pero la fe o se conserva o se pierde toda entera, no se puede uno quedar unos cuantos trozos de ella según sus gustos y conveniencias.

La guerra entre Cristo y el espíritu del Anticristo –de la que San Juan, el discípulo predilecto, ha hablado en su libro, el Apocalipsis– ha empezado en el momento de la Ascensión de Nuestro Señor a la derecha de Dios Padre. Se trata de una guerra cuya gravedad llena las páginas de los libros de historia y cuyo resultado marcará para siempre el destino de la humanidad. Esto sucede porque Jesucristo Nuestro Señor no es un mero filósofo o un rabino: Él es el Verbo Eterno del Padre, Encarnado en el tiempo para la salvación de los hombres, de las mujeres, de los hijos de todos los tiempos. Él es en Sí mismo la revelación de Dios, y por tanto Sus palabras –grabadas con fidelidad y exactitud en los Evangelios y en Sus enseñanzas, y divulgadas fielmente por los Apóstoles y los Evangelistas en el Nuevo Testamento– establecen para siempre las fronteras y los límites de la fe cristiana.

Por esta razón, el glorioso Doctor Seráfico San Buenaventura de Bagnoregio ha afirmado, en su Sermón Christus Unus Omnium Magister, n. 5, pronunciado en la Universidad de París hace más de 760 años:

… la totalidad de la auténtica Escritura y sus predicadores fijan su mirada en Cristo, que viene en la carne, como Fundamento de la entera fe cristiana, según lo que afirma ese versículo del tercer capítulo de la Primera Carta a los Corintios: Según la gracia que se me ha dado, yo puse los cimientos como lo hace un buen arquitecto. De hecho, nadie puede poner otro fundamento más que el que ya se ha puesto, etc. Él, pues, es el fundamento de la totalidad de la auténtica doctrina, tanto apostólica como profética, en conformidad con ambas Leyes, la nueva y la antigua, a causa de lo que se dijo en el segundo capítulo de la Carta a los Efesios: Habéis sido edificados en los cimientos de los Apóstoles y de los Profetas, con esa piedra angular que es el mismo Jesucristo. –Desde luego, pues, Cristo es el Maestro del conocimiento según la fe, y eso porque Él es el camino, según su dúplice venida, eso es en el espíritu y en la carne.

Negar de cualquier forma las enseñanzas de Cristo constituye una violación de la fe católica tan grave como lo sería proponer una nueva religión entera cuyo Fundador, Primer Principio y Maestro no fuera Jesucristo.

Por esta razón, los miembros de la Asociación « Veri Catholici » nos sentimos muy confortados y alentados por las recientes palabras del Obispo Atanasio Schneider, que ha invitado a los católicos de todo el mundo a preservar, defender y difundir la fe eterna enseñada por Nuestro Señor.

Las palabras de Monseñor Schneider nos infunden una inspiración muy fuerte, en conformidad con las enseñanzas de Nuestro Único y Verdadero Maestro, el Señor Jesucristo, que dijo a los Apóstoles y a los obispos que reciben la consagración de Sus manos: Quienes escuchan a vosotros, ¡Me escuchan a mí! (Lc 10,16), lo que es confirmado por el hecho de que las enseñanzas que los Apóstoles y los Obispos han legado a la posteridad, en la Iglesia, son las mismas que han recibido de Nuestro Santo Salvador (cfr. 1Co 11,23).

Siguiendo el ejemplo de Nuestra Santa Madre y de los primeros discípulos, tomemos posición con gran confianza para los obispos que nos legan hoy la misma fe que los Apóstoles han recibido por los labios del Mesías Eterno, Jesucristo, lo que nos permite creer en el triunfo final en la presente guerra, como nos ha prometido Nuestro Señor cuando dijo: No temas, pequeño rebaño (Lc 12,32), porque tu fe ha vencido al mundo (cfr. 1 Jn 5,4). murillo_holy_family700x530Hoy es en el interior de la propia Iglesia que se combate esta guerra. No podemos ganarla con nuestra pasividad: tal como el mundo no hubiera sido redimido nunca por el supremo Sacrificio de Cristo en la Cruz si Nuestra Bendita Madre no hubiera dado su asentimiento a Su Encarnación y si no Le hubiese cuidado –con el apoyo de San José– durante Su niñez humana, así nosotros, hoy, no podemos permanecer observadores pasivos, sino que tenemos que prodigar nuestros esfuerzos para brindar nuestra ayuda –hasta el extremo sacrificio– en la batalla contra el espíritu del Anticristo, que se ha quitado el disfraz delante de todo el mundo.

Por esta razón –y en particular porque hay demasiados católicos que se conforman con quedarse al margen y observar los desarrollos de la batalla– debemos cumplir sacrificios más grandes aún que los de los católicos ordinarios, si queremos que centenares de millones de nuestros hermanos en la fe tengan las ideas más claras y se demuestren más valientes al defender la sempiterna fe de la Iglesia.

Logo oficial.

Logo oficial.

Como asociación, profesamos un compromiso solemne en nuestro lema: In testimonium fidei aeternae Christi Domini, eso es, Como testimonio de la fe eterna del Señor Jesucristo”, que es cómo la sintaxis del latín expresa el atestiguar la fe eterna enseñada por Cristo.

Formulamos este compromiso en la declaración de nuestra misión, que se puede leer en ocho idiomas en nuestra portada.

Sin embargo, también debemos convertir este compromiso en obras buenas. Antes que nada, el trabajo que hacemos en nuestra web, en nuestra página de Facebook y en nuestra cuenta de Twitter, por las que nos damos a conocer por los demás católicos. En segundo lugar, por medio de los contenidos que distribuiremos en nuestra web.

Invitamos a nuestros miembros a compartir todas nuestras publicaciones por Twitter, Facebook y sus blogs personales, puesto que las publicamos para la edificación de todos. Con este medio, la fe de los católicos de todo el mundo –que tendrán la oportunidad de participar en nuestra santa obra– será reforzada.

Proponemos de brindar pequeñas pero significativas contribuciones para la batalla en favor de la fe, pidiendo y dando fondos para la distribución de la clara enseñanza de la parte mejor del clero, de modo que nuestros espíritus reciban la fuerza de nuestro Señor Jesucristo por medio de las voces de los que se mantienen fieles.

Pero para hacer eso se necesitan fondos. Nuestra web costa alrededor de 300$, nuestro logo 50$. Tenemos un equipo de traductores que trabajan con dedicación y que nos han asistido en la traducción de los documentos de nuestra web, gratis o por sumas simbólicas. En el futuro, esperamos poder ayudar a los grupos en la realización de vídeos y transcripciones de conferencias y entrevistas con cardenales y obispos. Recientemente, hemos alcanzado un acuerdo con un famoso y talentoso periodista católico que realizará dichas entrevistas. Esperamos publicar en los próximos meses, en nuestra web, vídeos y documentos: estamos preparando una serie de siete partes sobre los siete sacramentos, en la que publicaremos siete entrevistas a miembros prominentes de la sagrada jerarquía quienes nos exhortarán con fuerza a aceptar y recibir de forma digna y adecuada los propios sacramentos.

Como organización, esperamos que estos pasos iniciales hagan aumentar el número de nuestros miembros, de modo que ellos puedan organizar y hospedar conferencias en varios continentes y en distintos idiomas y presionar a los miembros de la sagrada jerarquía, exhortándoles a quedar fieles a Cristo.

Por esta razón pedimos a nuestros miembros de tomar en cuenta la posibilidad de ayudar nuestros esfuerzos por medio de una donación. Nos hemos coordinado con una asociación sin ánimo de lucro estadounidense –que nos brinda soporte jurídico– para poder recibir donaciones online por PayPal o tarjeta de crédito. Ustedes podrán hacer una donación simple o una que repita mensualmente. Incluso una gran cantidad de pequeñas donaciones hechas por muchos miembros podrá ser suficiente para empezar nuestro trabajo apostólico, que –según nuestro estimado– alcanzará un presupuesto de 4000$ en los próximos seis meses.

Para hacer una donación, hagan clic sobre esta imagen. Su navegador será redirigido automáticamente al PayPal de la organización estadounidense, en el cual podrán interactuar con el sistema PayPal en cualquier idioma y divisa.

btn_donateCC_LG_global

____________________

* La organización sin ánimo de lucro se llama “Save Old St. Mary’s, Inc.”, tiene su sede en Massachusetts y es reconocida por el artículo 501(c)(3) del código de impuestos federales estadounidense. Su fondo Veri Catholici Fund está dedicado exclusivamente a obras religiosas y de caridad de la Asociación Veri Catholici.

Leave a comment

Filed under Carta a nuestros miembros, Español

El Obispo Athanasius Schneider: La batalla contra el Nuevo Gnosticismo

Bishop-Athanasius-Schneider

VeriCatholici.org especifica: El siguiente texto es nuestra traducción integral del artículo de OnePeterFive.com. Se puede leer el original inglés aquí.

+ + +

 

Notas del editor de 1Peter5: Después de su mordaz entrevista a Polonia Christiana que apareció inmediatamente después de la primera parte del Sínodo Extraordinario del Matrimonio y la Familia, nos dirigimos al Obispo Atanasio Schneider para que nos sugiriera acciones concretas que los católicos puedan emprender en esta época de confusión que reina en la Iglesia. En particular, le pedimos su opinión acerca de lo que deberían hacer los fieles para oponerse a la heterodoxia y combatir los errores (o cuando menos los ofuscamientos) que – al parecer – están siendo introducidos por algunos de los más altos prelados de la Iglesia. Su consejo, aunque es sucinto, también es ponderado, y nos recomienda mucho trabajo para hacer. No hay tiempo para perder, pues el próximo Sínodo se reúne dentro de ocho meses.

 

El que nos encontremos en una época de grande crisis para la Iglesia es una triste realidad. Sin embargo, Dios está con nosotros. Me habéis preguntado qué pueden hacer los fieles para combatir los errores que se están difundiendo por la Iglesia. Quisiera contestar brindándoos algunas sugerencias:

Debemos crear grupos de verdaderos católicos, estudiosos, familiares y clérigos que difundan con valentía la totalidad de la verdad católica, especialmente en lo que se refiere a las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia, la naturaleza y los mandamientos de Dios.

Para alcanzar este objetivo debemos utilizar todos los recursos que el mundo moderno nos ofrece. No podemos limitarnos a esperar que los medios de comunicación difundan estos mensajes. No podemos esperar que cada pastor los predique desde el púlpito. Tenemos que aprovechar las distintas formas que las nuevas tecnologías nos brindan para permitirnos difundir el Evangelio y las enseñanzas de nuestra Santa Madre Iglesia. Debemos introducir nuestro mensaje en la Internet, publicarlo en las webs, en los blogs, en las redes sociales.

Pero, al mismo tiempo, no debemos olvidar de comprometernos, junto a nuestros hermanos católicos, de formas más tradicionales. Debemos organizar conferencias y simposios a nivel académico y utilizarlos para crear publicaciones, artículos y libros que puedan ser utilizados como fuentes de discusión, ampliando el debate.

También debemos crear un movimiento de familias católicas, o “iglesias domésticas”, para el testimonio, la defensa y la difusión de la fe integral y las enseñanzas acerca de la familia, el matrimonio y el orden natural.

En estos tiempos tan peligrosos, tenemos que ser valientes en denunciar el carácter realmente gnóstico y revolucionario de la “Agenda Kasper”, mostrando la continuidad de la divina doctrina sobre el matrimonio y su práctica durante los dos mil años de la historia de nuestra Iglesia. Debemos inspirar a los fieles con ejemplos de santos maridos, familias, hijos y adolescentes. Debemos mostrar, por un lado, la auténtica belleza de una vida nupcial, familiar o individual fundamentada en la castidad y la fidelidad; por el otro lado, debemos destacar la fealdad, la infelicidad y la esquizofrenia de una vida llevada en contra del orden establecido por Dios.

Para infundir esperanza a los que están luchando, es importante brindarles ejemplos de católicos arrepentidos del pasado y del presente: personas que se han convertido de su vida pecaminosa en el adulterio, como divorciados o en la sodomía.

Para abordar los errores que se están difundiendo, los maridos, las familias y los individuos verdaderamente católicos deben escribir al Papa, a sus obispos y a los dicasterios competentes de la Curia Romana, señalándoles las declaraciones heréticas, semi-heréticas o gnósticas de los miembros del clero o los eventos que tienen el objetivo de difundirlas y son promovidos por eclesiásticos, tanto particulares como en grupo.

Éstos son instrumentos de educación y formación. Pero la batalla que estamos combatiendo se dirige contra algo superior a la ignorancia: se dirige contra los principados y las potestades. No puede tener éxito si no organizamos una extensa red de oración nacional e internacional a través de la adoración eucarística, los peregrinajes, las misas solemnes, las procesiones penitenciales y de intercesión con temas como “La santidad de la familia y el matrimonio”, “La vocación a la castidad”, “La belleza y la felicidad de una vida casta”, “La imitación de Cristo en la vida familiar” y “La expiación de los pecados contra la familia y el matrimonio”.

Y a lo mejor lo más importante es orar fervientemente para que Dios pueda dar a Su Iglesia a santos obispos y santos Papas. Esa oración debería ser rezada especialmente por los niños, pues las oraciones de los inocentes penetran el cielo con más eficacia que las demás.

2 Comments

Filed under Español

“Veri Catholici”: Una nueva asociación internacional

¿Qué es “Veri Catholici”?

Spain« Veri Catholici », que en latín significa “Verdaderos católicos”, es el nombre de una asociación internacional de católicos que han decidido adherir a la invitación del reverendísimo Athanasius Schneider a preservar la Fe eterna enseñada por Nuestro Señor Jesucristo, que ha sido transmitida en la Iglesia Católica durante siglos.

Nos dedicamos con celo a la defensa de la doctrina revelada por medio de San Pablo, el Apóstol de los Gentiles, en su Primera Carta a los Corintios, capítulo 11, versículos 26-27, que reza:

26: Así pues, todas las veces que comeréis este pan y bebiereis esta copa, anunciaréis la muerte del Señor hasta que venga.

27: Y así, quienquiera comerá el pan o beberá la copa del Señor indignamente, será culpable del Cuerpo y la Sangre del Señor.

(Traducción del texto de la Vulgata.)

He aquí las palabras que expresan la fe integral de la Única y Verdadera Iglesia de Cristo, en la medida en que se afirme la verdadera presencia del Cuerpo de Cristo en el Santísimo Sacramento del altar y la participación en él se restrinja solamente a los que se encuentran en conformidad moral con el Señor Jesucristo.

Ésta es la verdadera Fe de la Única, Santa Iglesia Católica y Apostólica, fundada por la persona histórica de Jesucristo y fiel en los siglos al Magisterio del Verbo Encarnado, el Hijo de Dios: una Fe que une el asentimiento del intelecto a todas las verdades reveladas por Jesucristo, los Apóstoles y los Profetas, repudiando todos los pecados y los vicios –en particular aquellos que se contraponen al pudor, la castidad y la pureza– con el ejercicio de la penitencia.

Los Miembros de la Asociación profesan públicamente su adhesión personal a la esencia y el espíritu de la propia Asociación y –en la medida en que les sea posible– garantizan su colaboración para la promoción de sus objetivos.

el símbolo de la Asociación

El símbolo de la Asociación

Todos los católicos que comparten libremente estos fines pueden hacerse miembros de la Asociación por medio de una profesión pública de los mismos: en el caso de personas que estén registradas en las redes sociales, mostrando el símbolo de la Asociación con el enlace a su blog oficial.

Los objetivos de la Asociación serán logrados con el patrocinio de conferencias y por la distribución de informaciones –en varios formatos– por medio de su web, para el reforzamiento de la fe de nuestros hermanos católicos, tanto si son miembros del clero como si son religiosos o laicos.

Leave a comment

Filed under Español